Teniendo en cuenta el pequeño tamaño de Qatar y su limitada capacidad hotelera

Arabia Saudita concederá visados de múltiples entradas al país para los espectadores del Mundial-2022 de Qatar 10 días antes del 20 de noviembre, fecha de inicio del evento, y de una duración de 60 días, anunció el ministerio saudí de Asuntos Exteriores en Twitter el jueves. Aquellos que cuenten con la “Hayya Card“, acreditación reservada a los poseedores de entradas de partidos para entrar en Qatar durante todo el evento, deberán hacer una petición de visado electrónico a Arabia Saudita, según las modalidades que se tienen que precisar todavía. “Los poseedores del visado tendrán derecho a entrar y salir en el Reino varias veces durante la duración de validez de sus visados”, lo que les permitirá hacer varios desplazamientos de ida y vuelta para asistir a los partidos, precisa el ministerio. ​No será necesario pasar por Qatar antes de entrar en Arabia Saudita, pero hará falta justificar un seguro médico. Arabia Saudita, que se ha mantenido cerrada durante décadas, comenzó a conceder visados electrónicos a ciudadanos de 49 países en 2019 y busca desarrollarse en el sector turístico y hotelero. Teniendo en cuenta el pequeño tamaño de Qatar y su limitada capacidad hotelera, se espera que numerosos aficionados se instalen en los estados vecinos del Golfo, desde los que partirán decenas de vuelos lanzadera diarios con todas las formalidades administrativas simplificadas. En esta primera Copa del mundo de futbol organizada en el mundo árabe y en el Medio Oriente, el rico emirato espera acoger a cerca de 1,2 millones de aficionados entre el 20 de noviembre y el 18 de diciembre. Entre ellos figuran numerosos aficionados saudíes, especialmente para el primer partido del grupo C de Arabia Saudita contra la Argentina de Lionel Messi, el 22 de noviembre. En una entrevista a la agencia de prensa nacional catarí QNA en Twitter en la noche del miércoles, el patrón del Mundial-2022 Nasser Al-Khater precisó que se estaba “estudiando” igualmente el transporte de los aficionados saudíes en autobús, desde la frontera terrestre entre los dos países o incluso desde el interior del reino saudita. Arabia Saudita y sus aliados de Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Egipto habían roto sus relaciones con Doha en junio de 2017, acusando al pequeño emirato de ser cercano a Irán y de apoyar a grupos extremistas, algo desmentido por Catar. En enero de 2021, estos países aceptaron restablecer sus relaciones con Qatar.
Artículo Anterior Artículo Siguiente